La pisca de algodón

Este es un extracto tomado de un folleto que publicó la Administración de Trabajos y Progreso (WPA) en agosto de 1937, relacionado con el algodón.

Capullo de algodon...La planta del algodón le llega a uno como a la cintura y produce muchas ramas que se extienden por todos lados y se llenan de flores y cápsulas donde crece la fibra. Aunque las cápsulas se desparraman por toda la planta, tienden a concentrarse un poco abajo del centro de la planta o más o menos como a un pie del suelo. Las cápsulas abiertas o capullos tienen cinco compartimientos que nacen de una base común y en cada compartimiento se encuentra una bola de algodón.

El piscador de algodón, equipado con un costal largo de lona que arrastra con el muslo derecho y sostiene gracias a un cinto encima del hombro izquierdo, pisca con las dos manos. Si el algodón está bien desarrollado las cinco bolas de algodón están muy y pueden ser piscadas con un sólo y rápido movimiento de mano. Una vez que las manos han juntado una buena cantidad de bolas de algodón, la mano izquierda se las pasa a la derecha y de ahí al costal. Cuando el costal está lleno o muy pesado para el hombro del piscador, se lleva a la pesa y una vez pesado se vacía en la carreta o se apila en enormes mantas blancas.

Este es un trabajo fastidioso. Un promedio de unos 70 bolls,hacen una libra de semilla de algodón por lo que unas 125 libras ya se considera una buena pisca. Para recolectar una cosecha de unos 12.5 million bales, se necesitan apróximadamente 150 millones de dias-hombre de trabajo, o el trabajo suficiente para proporcionar empleo constante a casi 4 millones de piscadores durante una temporada de 40 días de trabajo.

Bueno, hasta ahí la breve descripción de la pisca de algodón. Pero, ¿quiénes fueron los mejores piscadores de algodón? Regresemos a la "bracereada"...

Piscadores de algodon...

 

 

Los número uno...

En esta foto aparecen un grupo de braceros mexicanos, posando en un campo de aldogón en el oeste de Texas, antes de que iniciara la pisca. En la orilla, con los brazos cruzados aparece el orgulloso dueño del rancho.

Los mejores piscadores de algodón

Durante el Programa Bracero, el trabajo más importante fué la pisca de algodón. Miles de braceros laboraban extenuantes jórnadas llenando inmensos costales para ganar $1.55 por cada 100 libras. El piscador promedio hacía unos $60 a la semana trabajando 6 días por semana y 10 horas diarias...

Dicen las malas lenguas que los mejores piscadores de algodón eran los braceros de "La Laguna". No piscaban, según cuentan, sino que arrasaban con el algodón. Cuando los rancheros llegaban al Centro de Contratación de Braceros primero escogían a los de la "La Laguna" y depués, si era necesario, a los que eran originarios de otros lugares.

Pesadora de algodon.Pero los de Chihuahua no se quedaban atrás. Millares de esforzados y experimentados piscadores de algodón provenientes de Delicias, Rosales, Lázaro Cárdenas, Meoqui, Saucillo y otras partes de Chihuahua, laboraron en los campos algodoneros de Anthony, Roswell y Lovington, Nuevo México y en Pecos, Tarzana y Brownfield, Texas, entre muchos lugares. Pero muy buenos piscadores también vinieron de Nuevo León, San Luis Potosí, Guanajuato, Zacatecas y otros estados de la República Mexicana.

Los mexicanos más productivos y trabajadores dejaron sus tierras para laborar en Estados Unidos. Esto causó que en algunos lugares, como el en otros tiempos muy rico Valle de Juárez (pegado el Río Bravo) y La Comarca Lagunera de Coahuila y Durango, que también tuvo su período de bonanza, experimentaran escasez de mano de obra para la cosecha de algodón. Los más experimentados piscadores hacían dólares en el país vecino del norte en tiempos en que sus servicios eran necesarios del lado mexicano. El siguiente telegrama ilustra lo que ocurría en ese entonces:

Cd. Juárez, Chihuahua, marzo 12 de 1943

Presidente de la República
México, D.F.

Motivo autoridades norteamericanas migración permiten pasar libremente braceros mexicanos sin ningunos requisitos, ha provocádose éxodo nuestros trabajadores del campo con la consiguiente grande y justificada alarma virtud labores agrícolas esta frontera paralizáranse en absoluto por falta mano de obra, originándose inclusive abandono parcelas ejidales (punto) Esta virtud asociación usuarios Valle de Juárez, respetuosamente se permite requerir urgentemente su atención este problema objeto evitar pérdida irreparable agriculture del Valle con consiguientes graves trastornos para economía general del país.

Moderna piscadora mecanica...Presidente, José Hexiquio Ortega

(Tomado del Boletín del Archivo General de la Nación, Núm. 4 (14) Oct. Dic. 1980)

Los piscadores de algodón fueron indudablemente de los braceros los más valiosos hasta que los agricultores decidieron buscar formas más barátas de cosechar sus campos de algodón.

Para los sesentas, la introducción de la piscadora mecánica de algodón acabó con el atráctivo y lo práctico del programa bracero. La máquina desplazó al piscador de algodón...

Los piscadores de algodón se tuvieron que cambiar a otros cultivos, principalmente a cosechar vegetables.

En la región del sur de Nuevo México y el lejano oeste de Texas, los piscadores de algodón se convirtieron en piscadores de chile. Otros se convirtieron en lechugueros o cebolleros. Muchísimos ex-braceros, que continúan laborando en los campos agrícolas, todavía se acuerdan de aquellos tiempos, de los buenos días cuando el algodón se piscaba a mano.


|Principio| |Continúa| |Anterior|


|Home Page| |Primera Página| |Los Braceros|