Viaje a los campos.
Trabajadores son transportados de El Paso a los "files" de chile de Nuevo México.


Los Trabajadores Agrícolas Fronterizos

Más de 12,000 trabajadores agrícolas viven y trabajan en esta región fronteriza de El Paso, Ciudad Juárez y sureste de Nuevo México. La mayoría son mexicanos o americanos de origen mexicano y laboran principalmente en los campos de chile de Nuevo México y los valles cercanos a El Paso, Texas.

Mujer trabajadora.Estos trabajadores agrícolas son los más pobres de todo el país ya que oficialmente su ingreso anual es de menos de $6,000 anuales, o sea un 40 por ciento del nivel de ingreso de la típica familia norteamericana que vive en la pobreza. Las mujeres piscadoras de chile, los niños y los trabajadores "indocumentados" reciben salarios inferiores al resto de los demás. Casi una cuarta parte de la fuerza laboral agrícola de esta región son mujeres desempleadas que reciben un salario inferior al que ganan los hombres.

Pero los trabajadores agrícolas tienen muchos más problemas de que preocuparse. Su promedio educativo es de 6 años de escuela y cuando menos la mitad carece de un techo permanente para proteger a sus familias.

Como el trabajo agrícola es la ocupacion más peligrosa en esta nación, de acuerdo al Departamento de Trabajo, la mayoría de los trabajadores agrícolas no llegan a los 60 años de edad o se encuentran seriamente incapacitados debido al uso de herramientas peligrosas y a la utilización cada vez más frecuente de pesticidas altamente tóxicos.

Los salarios que reciben en los campos de chile no han cambiado en los últimos 6 años a pesar de que el valor de la produccion de chile se ha duplicado a más de 80 millones de dólares al año y el mercado nacional de la salsa picante de este país ya sobrepasa a los 300 millones de dólares. Hoy en día, en los hogares de América se consume más salsa picante que salsa de tomate catsup. Pero esto es lo que tiene que pasar un piscador de chile de esta región para asegurar que cada hogar va a gozar de esa rica salsa picante.

UN DIA DE TRABAJO:

2 horas de espera en la madrugada,
4 horas de viaje a los campos y de regreso a El Paso,
de 6 a 8 horas piscando chile,
de 1 a 2 horas esperando la tira (el pago),
en total, como 16 horas para ganar menos de 30 dólares.

En esta región de El Paso y sur de Nuevo México existe el sistema de la utlización de contratistas de mano de obra por parte de los rancheros. De esta forma, el patrón rehuye cualquier responsabilidad hacia la fuerza laboral agrícola. La mayoría de los contratistas operan al margen de las leyes federales, estatales y locales. El Departamento de Trabajo, encargado de vigilar el cumplimiento de las leyes que protegen al trabajador del campo, no inspecciona regularmente los campos y rara vez investiga las quejas que hacen los trabajadores. De sobra está señalar que muy pocos contratistas han recibido algún tipo de castigo por violar las leyes y las nórmas laborales.

El reclutamiento de trabajadores agrícolas toma lugar cada noche en las calles del sur de El Paso. Miles de seres humanos se congregan en este lugar con la ilusión de ganar el sustento para sus familias, "la tira", pero la mayoría de las veces regresan con un salario miserable, por el cual tuvieron que aguantar maltratos y todo tipos de abusos.

Con el objetivo de dignificar al trabajador agrícola y de que haya justicia en los campos de chile, desde 1983 hemos desarrollado un amplio trabajo educativo y organizativo en los campos agrícolas. Este esfuerzo ha unificado a un sector de la mano laboral agrícola cansado de tanta explotación y de tanta injusticia. Como resultado de este trabajo, se han llevado a cabo paros laborales en los campos, así como marchas y protestas para atraer la atención de la sociedad y en demanda de justicia. Gracias a estas actividades, se han mejorado los salarios y las condiciones de trabajo en algunos ranchos de chile en el condado de Doña Ana, en Nuevo México.

Pero aún falta mucho más por hacer. En los condados Luna, en Nuevo México y el de Hudspeth, en Texas, continúa la explotación y los abusos.

Pero no hay que negar que se ha avanzado...

chile verde.El logro más importante de esta lucha de más de diez años es el establecimiento del Centro de los Trabajadores Agrícolas Fronterizos en el Segundo Barrio, en el corazón del movimiento del pueblo fronterizo. Con este centro, se han renovado las esperanzas de que un día haya justicia y una vida mejor para los piscadores de chile y para todos los trabajadores pobres en general.

|Principio| |Continúe| |Anterior|


|Home Page| |Primera Página| |Página del PTAF|