Piscador de chile.

La Industria del Chile de Nuevo México

La industria del chile de Nuevo México es la más importante y rica en todo el mundo. Nuevo México se enorgullece y apoya esta industria que genera millones de dólares a un puñado de poderosos rancheros y a unas cuantas corporaciones multimillonarias. Todos festejan la calidad y los precios tan buenos del chile y sus productos derivados como las salsas picantes.

Chile colorado.No es para menos, Nuevo México produce dos terceras partes del chile que se consume en este país.

Es un producto tan importante que Nuevo México organiza cada año, una fiesta del chile en el poblado de Hatch, a unas sesenta millas al norte de El Paso. Además, la Comisión del Chile de Nuevo México organiza una conferencia anual, simposios y exhibiciones tanto dentro del estado como en muchas otras partes del país. Con la cooperación de la Universidad de Nuevo México se ha establecido un Instituto del Chile con el objetivo de promover y desarrollar aún más la industria y de crear un museo internacional del chile en Las Cruces. Finalmente, Nuevo México publica una revista nacional para "conocedores" y fanáticos del chile.

La industria del chile es una industria prospera. Naturalmente que esta prosperidad solamente beneficia a un puñado de agricultores de chile que con los años han concentrado enormes extensiones de tierra como los Franzoy, Anderson, Killer, Hackey, Carson, etc. Beneficiarios de esta prosperidad también lo son unas cuantas corporaciones como "Bueno" Foods, Biad Chile, Co., Cal-Compack Foods, Cervantes Chile, etc.

Los únicos que no se benefician son los piscadores de chile, quienes son precisamente el verdadero sostén de esta industria.

Efectivamente, esta industria está fincada en una vergonzosa explotación de alrededor de 15 mil seres humanos, originarios de México, y entre los que se cuentan a mujeres y a muchos niños. Estos son los piscadores de chile, que trabajan largas jornadas bajo condiciones muy difíciles sólo para ganar salarios tan bajos que no les permiten dar lo básico a sus familias.

ficha de chile.A los piscadores se les paga a contrato, según lo que pisca. Por cada bote de chile "California", sin pezón, al trabajador se le entrega una ficha de plástico. Cada ficha tiene un valor regular de 60 centavos. Para que el piscador haga el salario mínimo, tiene que llenar 8 botes copeteados de chile, que contienen como 40 libras del producto, cargar el bote y vaciarlo en el "trailer" cada hora durante más de ocho horas sin parar a descansar.Trabajador contaminado.

Pero esto no es todo, para cuando el piscador de chile llega al campo, más o menos a las seis de la mañana, éste ya lleva muchas horas sin dormir ya que el reclutamiento de los trabajadores se lleva a cabo en El Paso a la medianoche. En otras palabras, los piscadores de chile salen a los campos de El Paso a medianoche y regresan a las 6 o 7 de la tarde, unas 16 horas después, a sus hogares con un salario miserable.

Pero los bajos salarios no son el principal problema. Los problemas más graves que enfrentan los piscadores de chile son los relacionados a su salud.

Durante los últimos 6 años, los rancheros de Nuevo México han estado utilizando cada vez más químicos para tratar de controlar las plagas y producir cada vez más. Se sabe que se utilizan pesticidas como Nemacur, Furadan (carbofuran), Methyl-Parathion, etc., así como fungicidas y químicos para la yerba como Metalachlor, Enid, etc. Durante este mismo período de tiempo, han aumentado los problemas de salud entre los piscadores de chile, sobre todo han aumentado las enfermedades de la piel. Sin embargo, algunos de estos químicos producen daños irreversibles como cancer, esterilidad y defectos de nacimiento.

Los trabajadores del campo no tienen vivienda o viven en muy malas condiciones. Se les niegan servicios médicos y de salud y además, en Nuevo México, se les ha excluído del derecho a recibir compensación en caso de enfermedad o accidente. No gozan de ningún beneficio, ni siquiera de la prosperidad y la alegría que produce el chile de Nuevo México.

La industria de chile es una industria injusta que debe cambiar para que su verdadero cimiento, los piscadores de chile, sean también beneficiarios de sus bondades. Ud. como consumidor, no olvide que ha llegado el tiempo de que haya igualdad y justicia económica en los campos agrícolas de Nuevo México y en toda la nación.

|Principio| |Continúe| |Anterior|


|Home Page| |Primera Página| |Página del PTAF|