Titulo del centro...

El Centro de los Trabajadores Agrícolas Fronterizos es un edificio de unos 8,000 pies cuadrados construído a unos cuantos metros de la frontera entre los dos países. Este proyecto es el único de su naturaleza a la largo de la frontera de los Estados Unidos y México. Su objetivo es apoyar y auxiliar a los trabajadores agrícolas y sus familias, así como a la gente pobre del "Segundo Barrio".

Es también el resultado de más de 10 años de lucha de los fundadores y líderes del Proyecto Organizativo Sin Fronteras.

Fachada del centro...
El Centro de los Trabajadores Agrícolas Fronterizos se encuentra en "El Segundo Barrio",
en la esquina de las calles Nueve y Oregon, a unas cuantas cuadras de la entrada a El Paso.


El Proyecto Organizativo Sin Fronteras, organización fundada en 1983 sin fines de lucro, opera y administra este centro que tiene muchas funciones, la más importante, de servir como refugio para los trabajadores agrícolas que carecen de un lugar donde descansar o pasar la noche.

UN CENTRO CON ESPIRITU

El edificio está orientado hacia el sur para reflejar el movimiento histórico de los trrabajadores migratorios que han venido hacia este país a desarrollar la próspera industria agrícola.

El centro se divide en dos áreas. Una de ellas, al norte, está integrada por una especie de pasillo a cuyos lados se encuentran las oficinas administrativas, de servicios sociales, una pequeña sala de juntas, una clínica y su correspondiente salita de espera. La segunda zona, hacía el este, está integrada por dos salas de usos multiples, que pueden ser utilizadas como áreas de descanso para los trabajadores del campo, una cocina y un comedor, así como sanitarios y regaderas para hombres y mujeres. Ambas áreas están unidas por la entrada principal donde se encuentra la recepción o puesto de información.

Uno de los espacios de uso multiple está en el segundo piso para aprovechar la vista del centro de El Paso y las montañas Franklin, al norte, y una panorámica hacia el sur, hacia Ciudad Juárez. Este espacio se abre a una terraza en el techo desde la cual se aprecia el patio.

Las imágenes externas fueron diseñadas para reflejar la herencia cultural del trabajador agrícola, respetando al mismo tiempo la escala y las formas de las edificaciones vecinas. Las formas fueron diseñadas para hacer que el centro apareciera como un conjunto de edificios que se han integrado para formar una sola comunidad. Un aspecto dominante de la composición es la entrada al patio que asemeja a una construcción maya y que al mismo tiempo refleja las raíces agrícolas y rurales del pueblo.

Otro aspecto que sobresale es una especia de muralla circular que sostiene al edificio. Esta muralla circular representa un puente que ha caído y que que dejado de dividir a los dos países.

Es difícil definir el centro porque cambía constantemente durante el día cuando el sol y la noche crean distintas luces y sombras. El interés que evoca el centro es un reflejo de la participación que el director y la dirección de Sin Fronteras tuvieron en su diseño y realización. El centro es un testamento al compromiso y a la dedicación del liderazgo de este proyecto.

Este compromiso y dedicación son documentados en los dos murales que se encuentran en el piso.

El primero, en la galería se compone de una serie de cuadros. La combinación de colores de cada uno de ellos es distinta. Cada uno de estos cuadros fue diseñado por las personas que jugaron un papel clave para la materialización del centro.

El segundo, en la area principal de usos multiples, contiene la historia de los trabajadores agrícolas, cuyo día de trabajo se inicia en la noche, a las 2 a.m., cuando esperan los camiones para ser reclutados y transportados a los campos. La luna y las estrellas gradualmente dan paso al día ilumunando las montañas que sirven de fondo al valle donde tres niños bailan alegremente alrededor de un árbol. Un río azúl atravieza el mural y representa el río de los sueños, pasa por la cabeza de uno de los niños representando los sueños ingenuos que abrazamos desde nuestra infancia.

UN CENTRO DEDICADO A SERVIR

Todo el diseño del centro trata de reflejar la lucha de los líderes y los trabajadores agrícolas de Sin Fronteras por materializar este sueño. Para lograrlo, los arquitectos Guillermo Barajas y Pablo Bustamante dedicaron muchísimas horas de diálogo con los trabajadores agrícolas, y participaron en infinidad de sesiones de trabajo con el liderazgo de Sin Fronteras, durante la etapa de desarrollo del diseño. Todo este arduo trabajo ha sido reconocido. En 1995, la Sociedad de Arquitectos de Texas otorgó un reconocimiento a ambos arquitectos y a Sin Fronteras, en la categoría de diseño sobresaliente.

El centro sirve al público en general de lunes a viernes de las 9 de la mañana a las 4 de la tarde y los sábados de las 9:30 de la mañana a las 12 del mediodía. El tiempo de descanso para los trabajadores, llamado "safe haven" es de las 4 de la tarde a las 6 de la mañana, siete días por semana, todo el año redondo.

El centro incluye una cafetería donde se sirve comida típica de las distintas regiones de donde provienen los trabajadores agrícolas. Se cuenta con una clínica donde se ofrecen servicios de salud y médico ciertos días por semana en horas adecuadas para los trabajadores y sus familias. Tres noches por semana se proporcionan clases de inglés y se han iniciado talleres de ballet folclórico y de artesanías. La iglésia del Sagrado Corazón de Jesús ofrece un programa religioso permanente y otros programas y agencias privadas y del gobierno proporcionan servicios regulares a los trabajadores y a sus familias. Una vez por semana, se ofrece un programa para lidiar con problemas relacionados al alcoholismo y al uso de drogas y cuando menos una vez por mes se da una presentación sobre temas escogidos por los mismos trabajadores agrícolas y la gente del "Segundo Barrio" que participa de cerca en el centro.

EL PERSONAL DEL CENTRO:

Carlos Marentes, Director Ejecutivo
Alicia Marentes, Directora de Servicios Sociales
Elva Villanueva, Servicios Sociales
Enrique Ramírez, Mantenimiento y Limpieza
José Avila, Contabilidad
Saúl Ramírez, Servicios Sociales
Ignacio Ibarra, Servicios Sociales
Eloisa Valdéz, Cafetería
Fracisco Cuevas, Cafetería

Además, el centro cuenta con un dedicado grupo de voluntarios compuesto de trabajadores agrícolas y sus familiares, de estudiantes y amigos de Sin Fronteras, quienes colaboran desinteresadamente en distintas tareas.

La Ciudad de El Paso otorgó los fondos necesarios para la construcción del centro a través de un préstamo "perdonable" (forgivable loan) a diez años, de recursos proporcionados por el gobierno federal para proyectos comunitarios. El apoyo de los departamentos de desarrollo comunitario y el de ingeniería del municipio de El Paso fué vital para la materialización de este valíoso proyecto social.

Para hacer más efectivo el trabajo de servicio a la comunidad de trabajadores agrícolas y a la gente pobre en general, Sin Fronteras ha desarrollado proyectos de colaboración con otros programas a nivel local, regional y nacional. A nivel local, Sin Fronteras es parte de la Coalición de "Los Sin Techo" (Homeless Coalition) y otros grupos. A nivel nacional, Sin Fronteras participa en la Coalición Rural y con otras organizaciones de bastante prestigio. Actualmente, el director de Sin Fronteras también es presidente de la Mesa Directiva de la Coalición Rural.

El centro es el resultado y la continuación del movimiento de los trabajadores agrícolas. Esperamos que nos visite pronto. El centro tiene las puertas abiertas a todos aquellos interesados en rescatar la dignidad del trabajador del campo.

|Principio de Página| |Anterior|


|Home Page| |Primera Página| |Sin Fronteras|